El sueño de Nómade y 7 Lunas nace en el año 1994, cuando Tomás Achával, durante su presidencia en Bodegas Chandon, es cautivado por los Andes y sus viñedos.
Desde allí, descubre lo que empezaría a ser el eje de su vida: el vino y su cultura. A partir del 2002, con la experiencia ganada y la pasión y energía que lo caracterizan,  comienza a elaborar los vinos Nómade y 7 Lunas.